EMPRESAS LÍQUIDAS Y GASEOSAS

Conscientes y Evolutivas

 

Las empresas Líquidas y Gaseosas requieren de estructuras de las Nuevas Empresas Inteligentes (NEI), en la mayoría de los casos, para adaptarse al Nuevo Paradigma. Así, nacen las nuevas empresas que tienen un equilibrio perfecto entre estructuras sólidas y líquidas, en función de sus mercados y objetivos. Eso nos permite tener equipos y departamentos ágiles y dinámicos enfocados a la consecución de los proyectos. Las Empresas Líquidas y Gaseosas, así como las Nuevas Empresas Inteligentes, son creativas, innovadoras, resonantes y disruptivas y, por supuesto, captan y retienen talento lo cual las hace más productivas.

Leer Más...

EMPRESAS LÍQUIDAS Y GASEOSAS, millenials, trabajadores nomadas

EL NUEVO ADN EMPRESARIAL

Toda empresa es un ser vivo y tiene una «genética». Esta genética organizacional tiende a ser restrictiva (burocracias, puntos ciegos, etc.), o a expandir sus elementos (democracias participativas, el mercado, etc.).

La empresa es como un organismo vivo que posee áreas funcionales, grupos de trabajo y unidades de negocio en lugar de cromosomas.
Las habilidades y actitudes, los hábitos y comportamientos de sus profesionales constituyen la expresión de sus genes. Éstos definen sus estrategias, sus políticas, su cultura y su estilo a la hora de dirigir y comunicarse. Éstos, no son más que expresiones de sus genes, del ADN empresarial, único en cada empresa. El código genético de cada empresa, como a cualquier organismo vivo, le permite sobrevivir, desaparecer o evolucionar y diferenciarse.

La organización puede modificar o mutar su propio genoma para rejuvenecer y reinventarse, para adaptarse al nuevo entorno socio-económico. Se consigue a través de las mutaciones sistémicas, que se llevan a cabo a través de la Tecnología del alma (Consciencia). Así como en la biología evolutiva, las empresas también han de mutar genéticamente. No sólo para cambiar, también para transformarse y evolucionar.

La empresa líquida está altamente enfocada a la función (misión, la eficiencia y la esencia), se adapta fluidamente a los cambios disruptivos, se puede convertir en sólida o gaseosa (colaborativa) cuando es necesario para ser más eficiente. La empresa líquida es transparente.

La empresa gaseosa también está altamente enfocada a la función y utiliza los recursos y otras plataformas para compartir proyectos, recursos y tecnologías.

Las empresas líquidas y gaseosas generan estructuras extremadamente ágiles, ligeras y adaptativas, capaces de mutar y adaptarse al entorno del nuevo paradigma. Son fácilmente desubicables, lo que les permite utilizar las sinergias y las oportunidades más fácilmente. Así como las empresas inteligentes están más orientadas a las generaciones X (1965-1981), las empresa líquidas y gaseosas están más preparadas para las generaciones Y, también llamadas Millennial (1982-1994), y para las generaciones Z (1995- actualidad).

Ser conscientes facilita la instalación y dinamización del nuevo ADN Empresarial, y la instalación del nuevo Sistema Operativo 5.0 requerido para afrontar con éxito al Futuro Emergente.

Conectar con el corazón y ser conscientes, nos libera y nos guía hacia una nueva manera de ser y de actuar, logrando la transformación adecuada y única para cada empresa que le permite adaptarse a los nuevos entornos y mercados.

 

Más que nunca en la historia, las generaciones más jóvenes buscan empresas con corazón y sensibilidad social, que les permitan desarrollar todos sus talentos.

 

METODOLOGÍA Y CAPACITACIÓN :

El nuevo paradigma no es una evolución, es una Re-Evolución. Las empresas, la ciencia, la conciencia y la consciencia espiritual son los nuevos motores de la sociedad, superando los paradigmas basados en la religión, la política y la economía.

Las empresas han de basarse en la ciencia y en la consciencia e incorporar nuevas herramientas, procesos y métodos. Deben tratar especialmente el tema de las personas como el único diferencial de las empresas en el momento actual. Las empresas han de mutar su ADN y generar un nuevo Sistema operativo 5.0 para dar respuesta al entorno VUCA.. De esta manera aprovechar y generar nuevas oportunidades de negocio.

  1. La transformación y adaptación de las estructuras organizativas al nuevo entorno complejo y disruptivo (VUCA).
  2. Conectar con el actual genoma empresarial sistémico. Analizar el impacto directo en los productos, servicios, clientes, proveedores y el entorno, así como el bienestar empresarial y los resultados (tanto cuantitativos como cualitativos).
  3. Instalar parte del nuevo ADN empresarial (NAE) para obtener resultados exponenciales y sostenibles, conectando los valores con los objetivos; instalando también los nuevos modelos empresariales de la dinámica espiral de los valores y la dinámica espiral de las relaciones como palancas dinamizadoras de empresas y trabajadores.

En el nuevo paradigma, las nuevas empresas son un equilibrio perfecto entre la empresa inteligente (estructura estable) y la empresa líquida (estructuras ágiles, dinámicas y flexibles).

Instalar las competencias líquidas: la consciencia, el conocimiento, el aprendizaje continuo y la capacitación son las nuevas palancas empresariales.

Las empresas y organizaciones que sepan aprovechar y retener el capital humano serán las que podrán aprovechar todas las oportunidades que el futuro emergente tiene para las nuevas empresas inteligentes y la empresas líquidas y gaseosas.

 

En un entorno cambiante y dinámico los trabajadores son los nuevos nómadas.

Descargar Folleto PDF